Adelgaza beber mucha agua?

viernes 26 de marzo de 2010

Siempre tenemos la recomendación de beber mas, pero hay que beber agua para hidratar el organismo y favorecer las funciones de limpieza y desintoxicación del organismo, un exceso tampoco es conveniente.


Contrario a la creencia popular, la ingesta excesiva del líquido no tiene efectos sobre la reducción del peso de una persona. Lo recomendable es tomarla cuando el cuerpo la necesita.

Cuando una persona quiere bajar de peso, lo primero que le dicen es que debe tomar mucha agua. En efecto, la persona en el primer día de dieta, con mucho esfuerzo, consume ocho vasos de agua, tal como se lo recomendaron.

Para el doctor Francois Lette, especialista en el tema de nutrición de la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida, "incentivar el consumo de líquido es una recomendación errónea amplificada por un mito urbano desde los inicios de los noventa".

De hecho, el medico resaltó que no existe evidencia científica que indique que tomar gran cantidad de agua tenga beneficios fisiológicos para la mayoría de la gente.

A esta conclusión llegó después de que, junto a varios investigadores, se interesó en saber si al aumentar el consumo de agua mejoraba la filtración de toxinas en los riñones. La respuesta que encontraron es que no existe ninguna evidencia a favor o en contra de esta proposición, resultado que condensó en el estudio "The Lancet".

Según el doctor Lette, "el agua es generalmente un componente importante de una dieta o un programa para bajar de peso. Se piensa que al beber más agua la gente se siente satisfecha y reduce su apetito. Pero ningún estudio clínico ha demostrado los efectos del agua sobre el mantenimiento del peso".

Al respecto la nutricionista Alicia Cleves señaló “lo que pasa es que si uno se toma un vaso de agua antes de las comidas llena la capacidad gástrica", por eso la persona se siente satisfechas.

Para la nutricionista, el agua es un elemento esencial en la vida de una persona, pero se recomienda que la ingesta se haga acorde con las calorías que necesita el cuerpo. Es decir, la persona debe consumir aproximadamente un centímetro cúbico de agua por cada caloría que consuma.

Por ejemplo, si una persona necesita 1.500 calorías, debe consumir por lo menos 1.500 centímetros cúbicos de agua. Aunque el mejor consejo de la doctora Cleves es ingerir agua cuando uno realmente tiene sed.

En cuanto a los beneficios estéticos que tiene la ingesta constante de agua, el doctor Lette sostiene que los vasos extras no mejoran la piel y que, en efecto, ningún estudio ha logrado demostrar esta hipótesis. No obstante, para la nutricionista Cleves, el consumo de agua sí revela beneficios en la piel, porque la mantiene hidratada y es sinónimo de belleza.

En lo que concuerdan ambos especialistas es que el alto consumo de este líquido vital se justifica sólo en algunos casos como en los atletas, personas que viven en climas cálidos o secos, o aquellos que sufren de un problema médico específico como cálculos renales.

La hidratación para los deportistas debe ser acorde al peso que pierda en sudoración, según la nutricionista. Lo que se recomienda a las personas que practican un deporte de alto rendimiento es que se pesen antes y después de ejercitarse para saber con exactitud cuánta agua perdió el cuerpo durante el ejercicio.



Bebidas hidratantes
En cuanto a las aguas con sales minerales, la nutricionista explica que son bebidas para los deportistas, que pierden una gran cantidad de potasio, electrolitos y glucosa que tienen que suplir con ese tipo de hidratantes. Pero una persona que hace ejercicio una hora diaria no necesita ese tipo de hidratación.

Igual sucede con personas, especialmente los hombres, que después de una resaca optan por tomar bebidas energizantes, para calmar la sed. Según la nutricionista, lo que hacen es acumular más electrolitos, que constituyen una carga adicional para el riñón, por eso no es recomendable.

La doctora Cleves explica que las aguas con sabores son una opción para la gente que no le gusta el líquido. Pero si estas vienen con edulcorantes, se aumenta innecesariamente el número de esta sustancia en el organismo, causando un perjuicio a la salud. "Si el agua tiene un sabor a naranja o limón, no pasa nada, pero si no tiene nada mucho mejor", puntualizó.

Recomendaciones

Lo ideal es que las personas visiten a su nutricionista para que el especialista le haga un plan de alimentación y el cuerpo se mantenga sano e hidratado.
La edad no es un factor determinante en la ingesta de agua. Pero a medida que la persona envejece necesita consumir menos calorías, porque su metabolismo disminuye, por lo que debe ingerir menos agua.
El cálculo en los vasos de agua que debe consumir una persona debe tener en cuenta los alimentos, como frutas y verduras ricos en líquidos.
Es recomendable tomar el jugo antes o después de las comidas, porque al mezclarlos el cuerpo digiere más rápido la comida, y la persona siente hambre

Fuente: La Republica.com.co

Tambien te puede interesar: Adelgazar comiendo solo fruta por la noche?

http://www.wikio.es