Bella a los 40

miércoles 24 de marzo de 2010

El envejecimiento es un proceso que impacta al ser humano de manera natural por el paso de los años y de manera artificial por factores ambientales externos, como los rayos del sol. De esta forma, el envejecimiento, junto a los indicadores como la sequedad, las arrugas y las manchas,  se presenta como un proceso multifactorial que causa distintas alteraciones en la apariencia y por lo tanto, su tratamiento también debe considerar distintas opciones.

“Un enfoque general de rejuvenecimiento facial implica diagnosticar en detalle todos los signos del rostro, tanto las características de la superficie de la piel como la flacidez, estudiando un panorama global, donde el todo sea mucho más importante que la simple suma de las partes”, explica la química cosmetóloga Nilda Yánez de Jordán. Asimismo, comenta que en esta etapa la mujer se ve al espejo y no ve gran diferencia, aunque sabe que es una mujer de 40 años.

“Antiguamente las “cuarentonas” eran vistas como mujeres maduras en retirada, ahora están en la plenitud de la vida; mujeres esculturales, que saben lo que quieren y cómo lo quieren, con mucha experiencia y sensualmente maduras. Para llegar a esta edad en buenas condiciones físicas, estéticas y espirituales, debemos poner en práctica desde jóvenes ciertos cuidados básicos”, comenta Yánez.

Si anhelas una piel luminosa, firme, lozana y suave, estás a tiempo de lograrlo y renovar tu aspecto. ¡Lucir espléndida hoy, a cualquier edad, es posible! Existen una variedad de tratamientos que te permitirán tratar el envejecimiento de manera completa, rápida y natural. La conocida química cosmetóloga, Nilda Yánez, nos explica los tratamientos, su aplicación y nos da una guía práctica para tener una piel envidiable a toda edad.

Tratamientos

Rellenos o implantes inyectables

líquidos

El proceso de envejecimiento altera algunas regiones faciales, causando pérdida de volumen, principalmente en las mejillas, labios y mentón. El tratamiento con rellenos faciales con ácido hialurónico es indicado para la reposición de volumen en estas zonas y para rellenar arrugas estáticas, más profundas y visibles con el rostro en reposo.

“Estas sustancias se aplican a personas sanas con deseos de corregir signos de envejecimiento y realzar zonas faciales. Son muchos los productos que pueden ser implantados debajo de las arrugas como es, por ejemplo, el acido hialurónico, el más ampliamente usado, no solo por las mujeres y hombres de más de 30 años sino por las de menor edad”, explica Yánez.

El ácido hialurónico es una sustancia natural del organismo muy presente en la piel y que con el paso del tiempo se degrada y el organismo no logra reponerla en la misma cantidad dando como resultado la aparición de arrugas estáticas. Es por eso que el relleno facial de ácido hialurónico está indicado para reponer esta sustancia perdida en la piel, rellenando las arrugas estáticas y ofreciendo resultados más naturales, de acuerdo a las últimas tendencias en rejuvenecimiento facial. Además de la naturalidad de los resultados, la duración también es diferenciada, claro que depende de las características de cada paciente.
La microdermoabrasión

“La microdermoabrasión es una técnica para pulir, rejuvenecer y reparar la piel debido al marcado incremento del colágeno. Se la puede hacer a cualquier edad y como complemento de otros  tratamientos como las limpiezas de cutis, hidratación, etc.”, expone la especialista. Es ideal para todas las mujeres ya que renueva la piel eliminando manchas y ganando uniformidad en la piel, devolviendo el brillo y la vitalidad del rostro.

Toxina Botulínica

Las arrugas dinámicas son las que aparecen cuando el rostro está en movimiento y la aplicación de Botox es el mejor tratamiento para ellas. Esta sustancia se aplica en los músculos cuya acción genera las arrugas, lo que previene la aparición de nuevas arrugas o las atenúa.

“Los tratamientos  para las arrugas faciales con toxina botulínica producen un efecto paralizante sobre los músculos faciales inyectados, que comienza de siete a quince días después de la inyección. Los efectos en cuanto a duración son diferentes de una persona a otra. Puede usarse desde los veinte años en adelante con excelentes resultados, menos en las personas muy mayores”, dice Nilda.

Es recomendable reforzar éste tratamiento con otros elementos como el Ácido Hialurónico que añadirá hidratación a la piel, potencializando los resultados

“La toxina botulínica puede ser combinada con otros tratamientos. Así, en el caso de las arrugas frontales horizontales y las verticales del entrecejo, la combinación de la toxina botulínica para relajar el ceño fruncido y la inyección de relleno con acido hialurónico, permite resultados  notables. Las arrugas alrededor de la boca se podrían tratar, según sea el caso, con rellenos y sucesivos peelings”.

La técnica de aplicación es individualizada de acuerdo a cada paciente, lo que permite resultados muy satisfactorios y naturales, de acuerdo a las expectativas de cada persona.

Mesoterapia

“La Mesoterapia es una técnica de administración de fármacos que consiste en la aplicación de los mismos localmente sobre el área afectada. Esta técnica abre una alternativa más  de tratamiento para disminuir la flacidez, mejorar la regeneración  y la hidratación cutánea. Es usada principalmente en personas mayores de 30 años”, explica.


La exfoliación química

“También conocida como peeling, la exfoliación química es una agresión controlada de la piel  mediante la aplicación de diversas sustancias con el fin de rejuvenecer y eliminar arrugas superficiales y suavizar otras”, expone.

Asimismo, explica que es un tratamiento que se puede aplicar a partir de los quince años, en los casos en que esté correctamente indicado.

“Es excelente por si sola o como acompañamiento de otras técnicas”.

A los 20

Las veinteañeras pueden permitirse tratamientos muy sencillos.
Nilda recomienda que entre los tratamientos domiciliarios básicos, se debe limpiar, hidratar (preferente con fórmulas libres de aceites) y usar protector solar.

“Antes de dormir quitar el maquillaje. En aquellas que comiencen a observar pequeñísimas arrugas en los parpados pueden comenzar a usar hidratante para esa zona y otra muy suave, (no la de la mamá) para la noche. Los exfoliantes o granitos de limpieza no deben ser usados diariamente”,dice.


A los 30

“Alrededor de los treinta comenzamos a envejecer sin darnos cuenta y nos sentimos igual que siempre. La rutina diaria es básicamente idéntica a la anterior donde lo único que cambia son los productos a usar, según sea el caso, añadiendo la crema de noche y exfoliantes químicos para suavizar y prevenir las arrugas”, sugiere Yánez.
Todos estos tratamientos sirven como mantenimiento saludable y de prevención de arrugas faciales.

A los 40

“En los fabulosos cuarenta los tratamientos faciales en casa o en consultorio, como se indicó anteriormente, también son prácticamente los mismos. Lo que varía son los productos usados y el número de tratamientos es mayor, o sea, más frecuentes pero siempre tomando en cuenta las necesidades y objetivos que cada una de estas personas quiere alcanzar, así como llevar una vida activa y saludable”, afirma la especialista.

Asimismo, asegura que en esta etapa lo ideal es combinar varios tratamientos para conseguir mejores resultados.
“Por ejemplo, la toxina botulínica y los rellenos para comenzar, y otros tratamientos de mantenimiento como microdermoabrasión, peelings químicos, mesoterapia e hidrataciones”.

Belleza a los 40

¿Cómo es el ideal de belleza para las mujeres de 40 años? Con la llegada de los 40, las mujeres sufren cambios en su cuerpo, en su piel e incluso en la manera de concebir el significado de belleza; deja de ser una cuestión sólo física y se convierte en una sensación interior. En cuanto al cuidado de la piel, se emplean diversos tratamientos, aunque la mente y un estilo de vida saludable son el mejor aliado.


La pregunta es, ¿Cuál es la relación entre  edad y belleza, teniendo en cuenta el envejecimiento del rostro? Para averiguarlo la compañía francesa L’Oréal, desarrolló un estudio en el que se encuestó a mujeres de 40 a 55 años, usuarias intensivas de cremas antiarrugas. Las mujeres de hoy expresan que la belleza se vincula a un concepto holístico de “bienestar” en el que prima la noción de belleza interior, y que la belleza exterior, asociada a lo estético, es expresión y reflejo de la primera.


Por otro lado, los valores asociados a la belleza se relacionan con la naturalidad, la frescura y la vitalidad, que se oponen a la frivolidad y superficialidad de la belleza seriada, producto de las cirugías estéticas, las “Barbies de 50” o el excesivo culto de la juventud.


Asimismo, valoran el cuidado personal y la propia imagen, sin la dedicación extrema a ideales de belleza forzados, que no cultivan una reflexión realista sobre la relación cuerpo-mente.


Consideran que los 30 son “la edad frontera” y asignan a ese momento el inicio de “la cuenta regresiva” frente al paso del tiempo; en esta etapa se comienza a percibir un cambio.


Entre los 40 y los 50 años, momento en el que según las mujeres consultadas se entra en la madurez, comienza un activo e intensivo trabajo por conservar y preservar los atributos de belleza asociados a edades más juveniles como la naturalidad, la espontaneidad, la sensualidad y la frescura.

TRATAMIENTOS CLAVES

20

Las limpiezas de cutis. Cuatro veces al año o más, en los casos de acné juvenil leve. El acné severo necesita atención dermatológica.


Dermoabrasiones cada vez que sean necesarias o mensualmente en caso de cicatrices,  imperfecciones en la superficie de la piel o en algún caso especial. Son tratamientos indoloros y los resultados son muy buenos.
Peelings químicos, en casos especiales.


Botox en casos especiales. Dan resultados maravillosos en caso de arrugas precoces.

30

Microdermoabrasiones y limpiezas de cutis e hidrataciones. Hacerlo cuatro o más veces al año según se necesite.


Mesoterapia facial dos veces al año o más, de acuerdo a cada caso en particular. Se usa para hidratar, rejuvenecer y tonificar.


Varios peelings químicos suaves y relleno de las arrugas, a tiempo y cuando se necesite.


Botox.  Lo ideal es aplicarla dos veces al año.

40

Las cremas utilizadas deben tener principios activos propios de esta edad.


Los peelings químicos en casa deben ser continuos.


Se deben realizar varias microdermoabrasiones y/o peelings químicos superficiales en consultorio durante el año.


Las cremas con lecitina de soya  son buenas como antioxidantes.


Botox dos veces al año.


Los rellenos de arrugas cuando sean necesarios y tomar antioxidantes.

QUICKIE

Si las manos están teñidas de manchas y surcadas de arrugas, delatarán tu edad. Al estar en primer plano, debes darles la atención que merecen porque se revelan y muestran su peor cara: el envejecimiento prematuro. ¡Cuida e hidrátalas!

La actitud positiva ante la vida es vital en el proceso de envejecimiento; estimula las moléculas del bienestar, implicadas en la formación de la barrera cutánea y en la hidratación de la piel. La ansiedad intoxica la dermis, llenándola de impurezas y opacidad.

Fuente: Los Tiempos

http://www.wikio.es