Cuidar la piel masculina

viernes 26 de marzo de 2010

Los tiempos han cambiado, ahora el mercado de belleza varonil es cada vez más grande. Aprende a identificar qué productos te conviene usar según tipo de piel.

Hace años que el cuidado de la piel dejó de ser un tema netamente femenino y se trasladó a territorio de los hombres.

Para muchos puede ser sólo un asunto de estética; sin embargo, no lo es. El cuidado de la dermis es algo que pasa, en primer lugar, por la salud.

Si bien la piel de los hombres es mucho más gruesa que la de la mujer y, por lo tanto, más resistente ante diferentes condiciones, pero  también estará expuesta y sufrirá ante el estrés, el cigarro, alcohol o el afeitado diario.

Además, como bien sabemos “el rostro es la carta de presentación” de una persona; una piel sana constituye un reflejo de bienestar y es un buen indicador del estado de animo.

Por esto, existen una serie de técnicas y consejos que podrán contrarrestar los daños en tu cara. Pon atención:

Gel: la alternativa masculina

El mercado ofrece una gran variedad de cremas faciales masculinas que mejoran el aspecto y salud de la piel. Aunque en los hombres la producción de colágeno es mayor que en las mujeres, una vez que aparecen líneas de expresión las arrugas se ven más profundas y mayores que en las damas.

Como las firmas están concientes de que las cremas y los hombres no son una combinación “muy natural” es que ofrecen sus productos en forma de geles: son muchos más ligeros que una crema y se utilizan en menor cantidad.

¿Qué requiere un hombre?

La palabra básica en el cuidado de la piel masculina es hidratación, es decir devolver a la piel su humedad.

Para elegir un producto debes saber qué tipo de piel tienes, aunque la mayoría de los varones poseen un cutis mixto: seco y graso.

Así, en la mañana limpia con un gel exfoliante todo el rostro. Con esto eliminas las secreciones de grasa que se generaron mientras dormías. El mismo producto se aplica en las noches, ya que el ambiente contaminado generó impurezas que tapan los poros y ocasiona que salgan puntos negros o espinillas, además se acumulan células muertas en la epidermis.

También a primera hora o antes de dormir puedes aplicar un gel hidratante. Si tienes menos de 30 años estás en la edad ideal para comenzar a usar este tipo de tratamientos y mantener la piel en óptimas condiciones.

Los hombres también requieren cuidado en la zona de los ojos, el lugar más frágil de la piel. Para esto compra un gel hidratante, especialmente si tienes más de 20 años de edad.

A todo lo anterior debes añadir el uso de protector solar durante todo el año para evitar los efectos de los rayos UV en la dermis, tales como enrojecimiento y manchas, además de disminuir el riesgo de padecer cáncer a la piel, y utilizar un aceite o bodymilk para despues del baño.

La importancia de la alimentación

Los hábitos alimenticios son otros de los factores que influyen en el deterioro de la piel.

Por ello, lo mínimo es consumir dos litros diarios de agua, de preferencia mineral .

Frutas y verduras aportan al cuerpo vitaminas y minerales, lo que ayuda a conservar la elasticidad y la hidratación vital de la dermis. Espinaca y acelga (vitamina E),  zanahoria y frutos rojos (vitamina A) y alimentos antioxidantes (uva y vinos) son fundamentales.

 Debes consumir con moderación o evitar en la medida de lo posible, la mantequilla, chocolate y azúcar de golosinas.

Todo lo anterior se complementa además con hábitos de vida saludable, como una rutina de ejercicios, dormir las horas necesarias y evitar el cigarrillo y alcohol.

Fuente: Altonivel.com.mx

http://www.wikio.es