Primavera complicada para los alergicos al polen

martes 23 de marzo de 2010

El cambio de estación es motivo de preocupación para quienes padecen de alergias relacionadas con esta época. Tras un invierno que ha estado marcado por las lluvias, los niveles de pólenes y gramíneas en el ambiente podrían duplicar los de 2009 si las precipitaciones no se mantienen.

Según Mario Blanca, jefe del servicio de Alergología del Hospital Carlos Haya, "se prevé que va a ser una primavera más larga e intensa, posiblemente la más dura de los últimos años si el buen tiempo se mantiene".

¿Qué es la alergia?
La alergia es una reacción exagerada del organismo ante una sustancia que la percibe como un agente nocivo. El sistema inmunológico del organismo se activa cuando detecta agentes extraños, aunque no sean realmente peligrosos, y esta respuesta causa los incómodos síntomas de la alergia

Habitualmente, las sustancias más frecuentes son el polen, el polvo o algunos medicamentos, entre otras. Es durante la estación primaveral cuando se multiplican los casos de alergia al polen, ya que se trata de la época en la que las plantas lo producen y lo esparcen a la atmósfera. En Andalucía, los causantes del mayor número de alergias por polinización son los árboles como el plátano, el ciprés, el acebuche, pero sobre todo el olivo.

Por otro lado, la población afectada está aumentando cada año. Según la Encuesta Andaluza de Salud, a un 8,1% de la población andaluza su médico le ha diagnosticado algún tipo de alergia crónica. Por ello, los expertos recomiendan tomar algunos pasos preventivos que pueden ayudar a mantener los síntomas bajo control.

Síntomas y precauciones
La reacción alérgica suele llegar acompañada de una serie de incómodos síntomas que deben ser vigilados: picor en la nariz o en los ojos, moqueo con congestión nasal, tos, enrojecimiento, lagrimeo o molestias a la luz. Desde la Consejería de Salud se recomienda que si la persona detecta uno o más de estos síntomas acuda a su centro de salud y lo comente con su médico de familia o pediatra.

Si los síntomas se agravan y tienden a convertirse en tos recurrente, ahogo frecuente o en aumento, incremento del cansancio, intensificación del moqueo o congestión o aumento de la irritabilidad ocular, lo indicado es acudir a los servicios de Urgencias.

Por su parte la asociación andaluza AlergoSur ha advertido de la importancia de realizar un diagnóstico y tratamiento correcto de las enfermedades polínicas "para evitar un desarrollo más grave del proceso", y prevé además un aumento de la sintomatología en pacientes con alergias de invierno a ácaros u hongos, por el aumento de estos organismos en las viviendas debido a las continuas lluvias.

Consejos y recomendaciones
Para evitar complicaciones, los especialistas insisten en una serie de indicaciones básicas:

Cuidar la limpieza de la casa: ventilándola tras la caída del sol (cinco minutos son suficientes), ya que en las horas centrales del día la polinización es mayor, y retirando los elementos que acumulen polvo o polen como alfombras o muñecos de peluche.
Usar gafas de sol durante el período de polinización, para proteger la conjuntiva ocular.
Para los afectados de polinosis, no permanecer en parques, jardines o zonas de abundante vegetación. De cara a las vacaciones, evitar las zonas cercanas a ríos y sierras.
En el coche, llevar las ventanillas cerradas si se tiene que viajar. En caso de utilizar aire acondicionado, colocar un filtro para pólenes.
No fumar ni frecuentar los ambientes cerrados y cargados de humo.
También se alerta de los peligros que entraña la automedicación en pacientes no diagnosticados, ya que suelen emplear la medicación de forma inadecuada o abusar de ella lo que puede derivar en casos de osteoporosis, hiperglucemia o hipertensión.

Niveles de polen
El servicio "Salud Responde" de la Consejería de Salud cuenta todas las primaveras con un servicio de mensajería móvil para informar sobre los niveles de polen. Estos sms se emiten con carácter provincial y ofrecen al ciudadano un conocimiento previo y actualizado sobre el índice de partículas en el aire de los distintos tipos de polen, lo que permite prevenir una crisis alérgica.

El recuento de pólenes se puede consultar también en la página web www.polenes.com, que administra la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Fuente: Canal Sur

http://www.wikio.es