Dolor de piernas? consejos

martes 18 de mayo de 2010

Una molestia que tanto mujeres como hombres sufren constantemente. Los problemas ortopédicos, la obesidad, la deficiencia de hierro y en algunos casos las várices, son los causantes de este incómodo padecimiento.

Nada es más molesto que sentir las piernas cansadas. Cuando esto pasa, nos sentimos incómodos y anhelamos el momento en que podamos llegar a casa y descansar.

Obviamente, éstas también tienen derecho a cansarse, como pasa con la espalda, la cintura y hasta con la cabeza, cuando por el exceso de actividades mentales se siente cierta pesadez.

Sin embargo, existen algunos factores que hacen a las personas más propensas a sufrir de piernas inquietas o en el peor de los casos a sentir continuamente malestar en las extremidades inferiores.

"La gente casi siempre atribuye el cansancio y el dolor en las piernas a lo primero que ve, en este caso las varices. Creen que éstas se presentan con cansancio, dolor y pesadez, sin embargo, esto es no es cierto", explica el médico especialista en medicina vascular Luis Felipe Gómez Isaza, jefe de la sección de Medicina Vascular de la Universidad de Antioquia.

La causa del dolor
En la mayoría de los casos, es causado por los problemas en el apoyo plantar. Ya que normalmente los pies tienen tres puentes, el interno, el transverso y el lateral. Cuando hay un desequilibrio en alguno de éstos, se produce un inadecuado balance, lo que genera el cansancio en las piernas.

"Cuando la persona tiene un inadecuado balance y hay problemas en el apoyo plantar, se presentan callos en los dedos o en la planta de los pies. Esto es un sistema de defensa del organismo, que busca crear una plantilla para defenderse del desequilibrio en el apoyo", comenta Gómez Isaza.

Esto genera un trabajo exagerado en ciertos grupos musculares y relajación en otros, lo que termina causando fatiga, calambres nocturnos y cansancio.

¿Qué agrava el dolor?
El sobrepeso es un factor que agrava los problemas de apoyo, produciendo así, el malestar en las piernas.

En las mujeres se da un fenómeno de bajos niveles de hierro, esto por la menstruación. La deficiencia de hierro puede generar irritabilidad neuromuscular, lo que provoca dolor y cansancio en las piernas.

Por otro lado, está la enfermedad arterial de las extremidades. Ésta se caracteriza por esté tipo de síntomas, pero se presenta cuando el paciente camina, es este caso, es necesario un descanso para que entre de nuevo la sangre a las extremidades.

"Esta enfermedad, se llama la claudicación intermitente y se produce por la arterioesclerosis en las extremidades. Es frecuente en los pacientes de edad", comenta el especialista.

También están las afecciones de la columna lumbar, problemas de las articulaciones como la artritis o metabólicos como la tiroides o la diabetes.

"Por última circunstancia, el dolor se produce por las varices, cuando éstas se encuentran en grados severos o avanzados. En el caso de las venas pequeñas o arañitas, usualmente no producen síntomas, lo único que generan son molestias o inconvenientes estéticos", manifiesta Luis Felipe Gómez Isaza.

Consejos claves
Si tiene problemas de circulación es recomendable levantar las piernas tres veces al día, durante 20 minutos.

Si el problema es ortopédico, en especial por un apoyo deficiente, es importante bajar de peso, tener una dieta sana y entrar a programas de fisioterapia o rehabilitación, donde se fortalezcan los músculos que están trabajando inadecuadamente, además de unas plantillas que estabilicen la extremidad.

Las personas que se encuentran sentadas todo el tiempo deben realizar pausas activas o cambiar de actividad para evitar el cansancio en las piernas.

Si usted sufre constantemente de este problema, es importante visitar un especialista para saber si se tiene problemas de circulación o algunos de los casos mencionados.

Esté atento con su cuerpo ¡No olvide consentirlo!
Las piernas son una parte fundamental del cuerpo humano, cuidarlas no solo les brinda armonía y belleza, también es importante consentirlas por salud. Por eso, nada mejor que un buen masaje relajante en los pies después de un largo día de trabajo o qué tal un una visita al pedicurista para dejar sus uñas y pies como nuevos. Muchas personas se descuidan con la atención que merecen las piernas, lo que puede traer enfermedades en músculos, piel o uñas. La circulación también es importante, por ello, se recomienda estar atento y consultar a tiempo.

Fuente: www.elcolombiano.com

http://www.wikio.es