La dieta del Dtor. Pierre Dukan

domingo 23 de mayo de 2010

Entre la gran cantidad de dietas que esixten, algunas al final,  cumplen sus objetivos, y otras se quedan en engañosas estrategias de marketing que se aprovechan de los deseos de mucha gente de perder esos kilos que sobran. Sin embargo, la dieta del Dr. Dukan va más allá de los regímenes convencionales y asegura que durante el proceso (y sobre todo, después, cuando más riesgo sufrimos de recuperar lo perdido) no nos dejará solos (la mayor parte del peso perdido se recupera al poco tiempo, por eso introduce dos fases que conseguirán evitar el temido 'efeto yo-yo').

Consta de cuatro fases imprescindibles que comienzan con una primera etapa donde la alimentación se basa sólo en proteínas (esto es, carne, pescado, marisco y huevos, casi casi lo que prohíben inicialmente el resto de planes de adelgazamiento). Después se introducirán las verduras y más tarde la fruta. Al final, si funciona, habremos estado haciendo todo al revés en nuestras anteriores experiencias contra la báscula.

Dos millones de libros vendidos en Francia ('No consigo adelgazar', del Dr. Pierre Dukan, se pone ahora a la venta en España) y 10 años de trayectoria avalan un método sorprendente, cuyo objetivo es ofrecer resultados sin renunciar al placer de comer ni a los alimentos naturales...

¿Cómo es la estructura de su método?
La dieta funciona con cuatro fases: la primera es muy rápida, de entre 2 y 3 días hasta 7 días como máximo, donde sólo se consumen alimentos ricos en proteínas (carne, pescado, marisco, huevo, aves y lácteos, que completan una lista de 72 alimentos) y que ofrece una pérdida de entre 1,5 kg y 2-3 kg. Después viene la "fase de crucero", que es menos rápida pero más regular (un kilo por semana) en la que se alterna un día de proteínas con un día de proteínas y verduras, sucesivamente, y que se mantendrá hasta alcanzar el Peso Justo (que depende de las características personales de cada uno y que se podrá estimar a partir del 22 de mayo en www.dietadukan.com). Más tarde llega una tercera fase, muy importante, de consolidación, que supone una transición tras el régimen, un aterrizaje, que durará 10 días por cada kilo perdido donde a lo anterior se le añaden fruta, pan, queso y dos porciones de feculentos (pastas, legumbres, arroces y patatas) a la semana, así como dos 'comidas de gala' semanales que permiten comer entrante, principal y postre libremente. A cambio, los jueves serán elegidos como un día de protección con sólo proteínas. Un día que se mantendrá en la cuarta y última fase, donde sólo habrá que cumplir con esta promesa, la de abandonar el ascensor y la de tomar dos cucharadas soperas de salvado de avena diarias, presentes durante todo el proceso.

¿Qué diferencia este régimen de todos los demás?
La estructura. Y especialmente, la estabilidad. Así como la gran comunidad que han creado las personas que siguen este régimen y que ejerce un poder y anima a seguir. [Una comunidad gracias a la cual, el equipo del Dr. Dukan ha podido estimar que el 70% de los que empiezan el régimen acaban con el peso adecuado en el tiempo que se habían marcado, que sólo un 5% abandona y que un 65% mantenía su peso dos años y medio después de haberlo acabado].

Este régimen, tan drástico en su primera fase, ¿está contraindicado para algún tipo de persona?
Sí. No deberán hacerlo personas con problemas de corazón o renales, diabéticos insulinodependientes (en otro caso es incluso recomendable), personas con depresión grave o con problemas de alimentación (como bulimia o anorexia) y menores de 17 años en fase de crecimiento.

En el libro menciona a aquellos que catalogan de poco saludable la ingesta única de proteínas, aunque se acompañen de grandes cantidades de agua, ¿qué tiene que decirle a sus detractores?
¡Pues que los hombres han vivido comiendo eso durante 45.000 mil años antes de descubrir la agricultura! Los alimentos son naturales: la carne y la verdura son la base de la alimentación humana...

Fuente: www.elmundo.es

http://www.wikio.es