Plantas medicinales, fitoterápia,SI, pero con información adecuada

Posted 00:29 by Ana in Etiquetas: , ,
Casi todos tomamos alguna vez algún tipo de planta medicinal. En los últimos años se ha producido un auténtico «boom» de la Fitoterapia, en gran medida debido a la creencia de que las hierbas son inocuas y pueden ayudarnos a sobrellevar algunos males menores. De manera que ingerimos sin mayor preocupación plantas para dormir o para hacer la digestión, para el dolor de cabeza, la depresión, la hipertensión o cualquier otro síntoma o enfermedad. Algunas marcas conocidas ofrecen un amplio abanico de posibilidades para cualquier dolencia, y por lo general explican que no sólo carecen de interacciones, sino que además no generan efectos secundarios indeseados.

Cosa que no siempre es exactamente así. Todas las hierbas usadas como «remedios» tienen efectos evidentes. El té, el café y la efedra excitan. La tila, tranquiliza, y la adormidera o la pasiflora incitan al sueño. Hasta ahora se habían realizado pocos estudios sobre consecuencias más allá de lo normal, por lo que médicos y especialistas no solían dar gran importancia al hecho de que sus pacientes tomaran hierbas junto con los medicamentos que ellos les recetaban.

Algo que está empezando a cambiar. Numerosos doctores empiezan a preguntar a sus pacientes por las hierbas que toman y de qué tipo, así como si ingieren vitaminas y minerales, pues está igualmente demostrado que el empleo de éstos puede tener incidencia sobre otros fármacos. Por ejemplo, el exceso de vitamina C favorece la acumulación exagerada de hierro, y una elevada ingesta de ácido fólico puede llevar a una intoxicación. De manera que ahora se empieza a interesar la medicina tradicional por el uso simultáneo de fármacos herbáceos que, contrariamente a la creencia más extendida, no son tan inofensivos.

Y, sin embargo, su uso se ha generalizado considerablemente. Se  estima que el cincuenta por ciento de la población consume habitualmente plantas medicinales para tratar síntomas leves o pasajeros, o bien como preventivos, según un estudio realizado por las farmacias de Cataluña. El empleo de «adelgazantes», «estimulantes», «potenciadores de la memoria», etcétera, de origen fitoterapéutico es, por tanto, mucho más común de lo que se piensa. Desconociéndose muchas veces que, por ejemplo, el ginkgo biloba es una planta que interfiere la función plaquetaria y puede incrementar los efectos de los anticoagulantes y de los antiagregantes. O la cáscara sagrada en la absorción intestinal de los fármacos, causando en ocasiones pérdida excesiva de potasio. O la acción hipoglucemiante del ginseng. O el aumento de los efectos hipnóticos del kava-kava. O la tendencia a subir la tensión arterial del regaliz.

Éstos y otros efectos son cada vez más conocidos, y por eso es bueno que se transmitan a los ciudadanos, amén de que se obligue a las compañías fitoterapéuticas a comunicar los eventuales problemas para los posibles compradores. Porque son de sobra conocidos los efectos letales de plantas tóxicas como el tejo, la belladona o la cicuta, que incluso pueden llegar a causar la muerte, pero muy poco los de otras no tan tóxicas pero sí peligrosas. Se han llegado a describir casos de hemorragia ocular en pacientes tratados con aspirina y ginkgo. O crisis psicolépticas en personas que mezclaron aceite de onagra con flufenacina. O un coma por interacción de la trazodona con el ginkgo. Se cree que algunas hierbas usadas como reguladores hormonales pueden estimular el crecimiento del cáncer de mama.

Estamos ante casos de interacción de las plantas medicinales con medicamentos habituales, por lo que resulta relevante facilitar esta información a los médicos por si los considerasen incompatibles. Además, es importante también saber cuáles son los simples efectos secundarios de las hierbas y, en este sentido, se debería obligar a los fabricantes a consignarlos en los envases. De manera que cuando uno compra Echinacea se le advierta que contiene alcaloides y que su empleo no es aconsejable durante más de ocho semanas, y que además está contraindicado en casos de tuberculosis, leucosis o esclerosis múltiple. Y así con el própolis, el ajo, el tomillo, la  alcachofera y todas las demás. Estamos ante un vacío que las autoridades sanitarias están obligadas a llenar antes de que se lleguen a producir auténticos problemas de salud.

Fuente: Larazon.es

http://www.wikio.es


0 comment(s) to... “Plantas medicinales, fitoterápia,SI, pero con información adecuada”

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada