Remedios naturales para el dolor de pies

domingo 23 de mayo de 2010

A todos nos han dolido alguna vez los pies: ya sea porque los zapatos demasiado estrechos, los tacones demasiado altos o porque nuestro trabajo implica estar muchas horas de pie o andando.

¿No sabes cómo aliviar ese dolor? Hoy te damos unos remedios caseros para el dolor de pies. ¡No te los pierdas!


Los pies son una parte del cuerpo que tiene que soportar muchos golpes y que a menudo descuidamos, especialmente en las temporadas frías.

Con la llegada del calor, cuando empezamos a usar chanclas para pasear y a descubrir los pies en las playas, es cuando nos damos cuenta de la poca atención que hemos dado a nuestros pies.

Remedios caseros para el dolor de pies

Remojo en agua y sal marina

En un recipiente de agua tibia añade dos cucharadas de sal marina y deja reposar los pies durante 10 minutos. Luego enjuágalos con agua fresca y sécalos con unos golpecitos.

Remojo en agua y menta

Hierve tres tazas de agua y luego añade unas hojas de menta; retira la infusión del fuego y deja que se enfríe. Cuando el agua esté tibia viértela en un recipiente dónde puedas colocar los pies. Déjalos reposar en el compuesto durante 10 minutos y luego enjuágalos en agua fresca. Este remedio casero para el dolor de pies es perfecto para atenuar los dolores y refrescar los pies en las calurosas jornadas de verano.

Chorros de agua caliente y fría

Aplica de forma alternada chorros de agua caliente y fría: un minuto por cada uno durante 5 minutos, terminando con agua fría.
¡Importante! No emplees este remedio casero para el dolor de pies si padeces de problemas de salud.

Remojo en agua, eucalipto y romero

Pon agua tibia en un recipiente donde quepan tus pies y añade seis gotas de aceite de eucalipto y otras seis de aceite de romero. Sumerge los pies en el agua y muévelos durante 5 minutos.

Frote con vinagre

Frota los pies con vinagre o agua de hamamelis: con este remedio casero para el dolor de pies obtendrás un efecto refrescante y una atenuación del dolor de pies.

Remojo en agua y mirto o geranio

Sumerge los pies en agua tibia con 15 gotas de esencia de mirto o geranio y déjalos reposar durante 10 minutos. Este remedio casero para el dolor de pies es ideal para las frías jornadas invernales.

Masajes para el dolor de pies

Masajear los pies es otro remedio muy eficaz para aliviar el dolor de pies.

Masaje con aceite de castor

Masajea tus pies, aplicando en las manos una cucharadita de aceite de castor, con movimientos circulares en las plantas de los pies y apretando firmemente cada dedo desde su base.
Este masaje es muy indicado si, además de sufrir dolor en los pies, notas que la piel de tus pies es irritada o excesivamente seca.

Masaje con los nudillos
Masajea el arco y la planta de los pies con los nudillos de la mano con un movimiento rotatorio desde el talón hasta los dedos. Luego aferra los dedos y tira de ellos sacudiéndolos ligeramente. Este masaje para el dolor de pies es muy relajante y nos permite estirar los tendones, que son la parte del pie que más dolor causa.
Acabados los masajes para el dolor de pies, puedes aplicar una crema humectante para mejorar la textura de la piel de tus pies.

¡Prueba estos remedios caseros para el dolor de pies y cuéntanos los resultados!

Fuente: http://blog.quieru.com


http://www.wikio.es