Te Rooibos, elimina líquidos

jueves 6 de mayo de 2010

El continente africano rebosa alimentos únicos. Nos ofrece auténticas sorpresas gastronómicas de gran valor terapéutico, que son prácticamente desconocidas para muchos. Éste era el caso del té rooibos hasta hace unos años, pero ahora su fama ha traspasado fronteras y cada vez son más las marcas productoras de tés que lo incluyen en alguna de sus mezclas. A pesar de tan repentina popularidad, todavía hay demasiada confusión con respecto del verdadero potencial de esta maravillosa planta.

 El otro té rojo
Son muchos los que creen que el rooibos y el té rojo Pu-erh son la misma cosa. Esta creencia tal vez venga de que ambos tés dan una infusión de un encendido color rojizo, pero lo cierto es que se trata de dos plantas muy diferentes, que sólo coinciden en alguna de sus propiedades. Para empezar, el rooibos está libre de teína, por lo que puede ser tomado sin problema en las últimas horas del día o por los más pequeños de la casa. Además, es bastante más digestivo que su homónimo asiático y no inhibe la absorción de hierro. Pero el punto donde existen más confusiones es en sus cualidades quemagrasas, nombre con el que muchos conocen al té rojo chino. Cierto es que el rooibos puede ser un complemento muy valioso en dietas de adelgazamiento, pero esto no es debido a su capacidad de acelerar nuestro metabolismo sino porque, al tomarlo de forma continuada, contribuye a equilibrar nuestros niveles de potasio y sodio, reduciendo la retención de líquidos y ayudándonos a deshincharnos.

Antialérgico y relajante Algo más que un té Una taza llena de minerales Calabaza en almíbar de rooibos
Otra de las sorprendentes propiedades de esta planta es que puede funcionar de forma efectiva contra algunas alergias porque frena la producción de histamina, pero sin producir los incómodos efectos secundarios de los antihistamínicos. También es una planta muy interesante para tratar afecciones de la piel como dermatitis o eczemas gracias a su poder antioxidante. Y es precisamente este poder que le confieren sus flavonoides, vitamina C y minerales, entre otros componentes, lo que la convierten en una bebida perfecta para prevenir la proliferación de células cancerígenas o la formación de arteriosclerosis.

Por otra parte, algo que poca gente sabe es que el rooibos comparte un flavonoide que se encuentra también en el hipérico. Por este motivo, se viene usando desde hace mucho tiempo en el continente africano para regular el sistema nervioso y combatir la depresión.

Fuente: Larevistaintegral.com

http://www.wikio.es