Cuerpo rectángulo, como adelgazar

jueves 17 de junio de 2010

Al final, eres tú la que tiene más suerte. Cuando engordas, te redondeas por todas partes: el pecho, el vientre, las caderas, los muslos y las nalgas. Lo que te preocupa es que al aumentar de peso, en seguida te sientes rellenita, pero por todas partes. Para afinar tu figura por todas partes, lee lo que a continuación te decimos.
Se trata de un sobrepeso generalizado, seguramente ligado a malas costumbres alimentarias (comida grasa y azucarada, picar entre horas...), a una falta de ejercicio físico (nada de deporte, trabajo sedentario), a un dejarse llevar progresivo y a los kilos yoyo de numerosos regímenes repetidos. Para recuperar una silueta esbelta, debes revisar tu alimentación, moverte más y reconciliarte con tu cuerpo.

-Reduce grasas y azúcares. Para eliminar tus aportes calóricos, trata de consumir menos los alimentos que contienen más grasas (mantequilla, margarina, crema, aceite... ) y los (tartas, bollería, caramelos, galletas..).
-Apuesta por las proteínas. No modifiques las cantidades de carne, pescados y huevos: estos alimentos te aportan las proteínas necesarias para mantener y desarrollar los músculos.
-Resístete a picar entre horas. Comer fuera de las comidas favorece el almacenamiento de grasas. Para evitar las tentaciones, haz 4 ó 5 comidas al día con suficiente cantidad de proteínas y azúcares lentos (pan, pasta, cereales…) que te dan una sensación de saciedad y bebe con regularidad.
-Da preferencia a las frutas y hortalizas. Poco energéticas, son ricas en fibras, agua, minerales y vitaminas. Resultado: sacian sin perjudicar a la línea y aportan nutrimentos buenos para la salud.
–Ves despacio. No pases hambre: ya que tus posibilidades de vencer a la tentación aumentarán y como consecuencia de ello, engordarás nuevamente los kilos perdidos, e incluso más. No tengas prisa, fíjate objetivos razonables.
-Apuesta por los deportes de resistencia. Practicados de manera poco intensiva, aunque regular y prolongada (al menos 40 minutos seguidos), la natación, la bicicleta, la marcha y la carrera a pie obligan al organismo a tirar de las reservas de grasas.
-Ofrécete sesiones de Cellu M6. Efectuados sobre todo tu cuerpo, los masajes de esta máquina (kinesiterapeutas, institutos…) cazan las toxinas, relanzan la circulación y desalojan la celulitis.
-Apúntate a una actividad de expresión corporal. Para renovar con tu imagen, apúntate a clases de baile, de teatro... Estas actividades facilitan la toma de conciencia del cuerpo y su aceptación.
 -Muévete más. El sedentarismo es, en parte, responsable de tus kilos superfluos. Efectúa trayectos andando o en bicicleta, lleva a tus hijos a la piscina, ocúpate del jardín, del bricolaje, pero no te quedes sentada delante de la tele o del ordenador.
-Aplícate masajes. Para amar a tu cuerpo, cuídate. Dos veces por semana, efectúa una exfoliación corporal antes de aplicar una crema hidratante. Todos los días, date un masaje en las zonas sujetas a la celulitis con una crema reductora.

Fuente: enfemenino.com

http://www.wikio.es