Evita la alergia en tu coche

miércoles 16 de junio de 2010

Marcas como Ford llevan muchos años fabricando la mayoría de sus modelos con materiales que repelen el polen y que no causan ningún tipo de alergias -disponen de un filtro HEPA que impide la entrada del polen en el habitáculo-. Para saber si llevan un filtro de estas características lo mejor es que pregunte al comercial o revise el libro de mantenimiento del vehículo (en la sección del filtro de habitáculo aparece esta información). En dicho libro aparecerá un sello de organismos como TÜV Rheinland, ECARF que certifican que el modelo ha superado las pruebas específicas antialergia en laboratorio. Más Inf.: www.allergycare.com

De momento, los modelos que disponen de este certificado antialergia a la venta en España son los Ford Fiesta (desde 12.950 euros), Focus (desde 16.900 euros), C-MAX (desde 18.970 euros), Kuga (desde 25.900 euros), Mondeo (desde 25.080 euros), S-MAX (desde 28.100 euros) y Galaxy (33.150 euros) y los Volvo S80 (desde 34.390 euros), V70 (desde 35.390 euros), XC 60 (desde 36.390 euros) y XC 70 (desde 39.690 euros).

Qué hacer cuando circule
Si sigue estos seis sencillos consejos puede lograr reducir hasta un 99% el polen en el habitáculo del coche:

- Ventanillas subidas. Lo más sencillo para evitar la entrada de polen en el coche es circular con las ventanillas subidas -sobre todo si va por una carretera donde hay muchas plantas alrededor-.

- Viaje sin animales. Su pelo afecta mucho a los alérgicos ya que retiene parásitos, suciedad y, en estos meses, el polen de las plantas con las que han estado en contacto. Por tanto, si tiene que viajar con ellos, lo deseable es que los lave, al menos, una vez por semana, o que vayan en el maletero (acondiciónelo para que viajen cómodos).

- Recirculación del aire. Este sistema impide tomar aire del exterior del vehículo. Todos los coche llevan este dispositivo -recirculación de aire- y, en primavera es fundamental que lo lleves conectado para evitar que el polen pueda entrar dentro del habitáculo del coche.

- El interior, muy limpio. Lo más aconsejable en primavera, sobre todo si la tapicería de tu coche es de tela, es llevar el coche a un centro de limpieza integral: por unos 120 euros te lo dejarán como nuevo, eliminando cualquier mota de polen, polvo o ácaros. Si lo puedes limpiar el casa, lo más aconsejable es usar una vaporeta (ya que el vapor es muy eficaz en este tipo de tejidos). Si no tienes, hazlo con agua caliente y una esponja.

- Cuidado a la hora en la que conduce. Evite el amanecer y el atardecer, son las horas del día en las que más concentración de polen hay en el aire. Recuerda que Madrid, Castilla La Mancha, Extremadura y Andalucía son las CC.AA. con mayores niveles de polen en primavera.

- Infórmese. Si va a viajar, consulte los niveles de polen en la Red Española de Aerobiología -www.uco.es o tel. 957 218 719-.

Cambiar el filtro antipolen
Lo recomendable es sustituirlo una vez al año o cada 15.000 kms -sobre todo si conduce a diario por ciudad-. Si no lo cambia cada año, límpielo con aire a presión -con el compresor de hinchar las ruedas de las gasolineras- dos veces al año. El precio de un filtro antipolen, de la marca del coche o conocida -Mann Filter, Bosch-, oscila entre los 15 y los 30 euros -los más caros son de carbón activo que filtran el polen mucho mejor-.

¿Sabía que un filtro de habitáculo sucio afecta al aire acondicionado? Lo notará en verano: si el filtro de habitáculo está muy sucio, la cantidad de aire que llega al interior es mínima y podría incluso oler mal -en invierno se nota porque el cristal se empaña rápido-.

Cómo sustituirlo tú mismo
El filtro nuevo le costará entre 15 y 30 euros y si se lo cambian en un taller le costará unos 50 euros -con instalación-. Atento a cómo hacerlo:

1. Acuda a una tienda de recambios y pida un filtro para su vehículo -si es de carbón activo, mejor-. Tendrá que especificar el modelo y año de su coche, el tipo de sistema de climatización que lleva -aire acondicionado, climatizador...-.

2. Localice dónde está el filtro del habitáculo: en algunos cohes podrá acceder a él desde la zona de los pies del copiloto -como, por ejemplo, en el Opel Agila- y en otros desde el vano motor, justo debajo del parabrisas -como en el Ford Focus-.

3. Extraiga el filtro. Primero tiene que liberar las patillas de sujeción que van a presión y que se sueltan forzándolas ligeramente -hágalo con suavidad, porque puede romperlas-; en algunos modelos también hay que quitar algún tornillo que verá enseguida.

4. Fíjese en cómo va colocado el filtro para luego poner el nuevo en la misma posición. Además, extráigalo con cuidado para evitar que toda la suciedad se caiga por el interior o sobre ti directamente.

5. Ponga el nuevo filtro en la misma posición y vuelva a montar la tapa de sujeción, ya sea con las patillas o con los tornillos. Asegúrese de que el filtro no está forzado y de que las patillas o tornillos quedan bien fijados.

Fuente: www.ecodiario.eleconomista.es

http://www.wikio.es